Pintxos

La barra de los bares y restaurantes es el gran escaparate de la gastronomía en miniatura del País Vasco, los pintxos.

Decenas de apetitosas y distintas opciones de bocado de lo mejor de la tierra y el mar que se exponen con cuidado y mimo.

Si visitas Vitoria-Gasteiz, hazte con la “Guía de una ciudad exquisita” donde se detalla una ruta de pintxos en la que probar las mejores creaciones. Algunos de los cocineros de la Capital Verde Europea, han logrado los primeros puestos en los concursos estatales de mejor barra de pintxos y tapas y los de mejor tortilla de patata.

La Parte Vieja de Donostia-San Sebastián es otra exaltación de la gastronomía vasca en pequeñas porciones. Pocos pueden resistirse a ellos. Además, la ciudad ofrece talleres prácticos de pintxos para aprender los secretos de algunos de los bares más famosos con sus recetas, técnicas de presentación, y puedas crear con tus propias manos y guiado por un cocinero los pintxos más sabrosos.

Hondarribia, por su parte, congrega a lo más granado de los fogones, especialistas en pintxos, en el Campeonato de Pintxos Euskadi Saboréala en el mes de octubre. No obstante, en cualquier fecha basta con acercarse a La Marina, antiguo barrio de pescadores, para disfrutar del ambiente de poteo y los exquisitos pintxos.

Bilbao también ofrece una gran oferta de suculentos pintxos de vanguardia, modernos, más clásicos, tipo cazuelitas o basados principalmente en productos del mar o ibéricos.

En la costa, Zarautz tiene como uno de sus principales reclamos la gastronomía y poder degustar unos pintxos con un txakoli fresco de la Denominación de Origen Getariako Txakolina por sus calles del Casco Histórico o frente al mar se sugiere como una fabulosa opción para visitar la villa con la playa más extensa de Euskadi.